Talk About... Mi opinión del Feminazismo

28 de abril de 2017



Por qué me molesta tanto el feminazismo.


Creo que para que otras personas entiendan lo que es, debo decir que el feminazismo es una ideología cerrada en donde coexiste el feminismo y la imperiosa necesidad de dictar a los demás las bases de este mismo. Si, se parece bastante a las ideologías fascistas, de izquierda o radicales.
Al contrario, el feminismo es una doctrina y movimiento social que pide para la mujer el reconocimiento de unas capacidades y unos derechos que tradicionalmente han estado reservados para los hombres. Lo que se ejemplifica en: Sueldos iguales para ambos sexos, tratos iguales para ambos sexos, igualdad y equidad social para ambos sexos.



Me considero feminista ideológica desde que tengo uso de razón, ya que mi madre quedó viuda a los pocos meses de haber nacido y crío a mi hermano y a mí bajo un matriarcado suave y flexible, en donde la voz y voto de dos niños pequeños de ambos sexos se tomaba a consideración. Mi familia materna había sido educada bajo un patriarcado, en donde no se hablaba si el hombre de la casa no lo permitía. Y a pesar de que esa conducta no se me hace justa, sí que la respete. Y crecí respetándola, pero no ejerciéndola.
Crecí y estuve en escuelas donde los niños y las niñas eran por igual, jamás con alguna preferencia o diferencia, quizá es por eso que, al día de hoy, valoró a los hombres por las capacidades físicas o mentales que poseen.

El feminismo extremista (a.k.a feminazismo) y quienes lo proyectan, que en su mayoría son mujeres cansadas de la opresión masculina, marcan una diferencia inconmensurable entre el sexo masculino y femenino, cayendo en comentarios repetitivos y constantes acerca de nuestra superioridad en la naturaleza, en lo emocional, en lo mental y físico. (un ejemplo sería en cómo somos capaces de dar vida y ser más tolerantes al dolor). Dejando de lado las capacidades increíbles que también tienen los hombres. Y asemejándolos a animales en celo que solo buscan a una mujer para el placer sexual, estereotipando a todos los hombres en frívolos y sin sentimientos, incapaces de valorar una mujer, encasillando a todos los hombres por iguales.
 Esa es una de las muchas razones por las cuales estoy en contra de este “nuevo sistema anti-opresión”. También queda en tela de juicio aquellas mujeres que se toman demasiado en serio una mirada del sexo opuesto. Libidinosa o no, sigue siendo una mirada.
Y mientras no sea constante, mientras no te toqué, persiga o intente algo peor, no es acoso. No todos los hombres nos van a acosar. 
Estamos viviendo tiempos en los que pensamos que todos odiamos a todos y que hacemos cosas malas para perjudicar al prójimo. Muchas veces, anteriormente, pensaba que una mirada era mala solo por venir de un desconocido. Sin darme cuenta y con el paso del tiempo, me acostumbre a ver a las personas. No todas las miradas son lascivas. Personalmente me quedo admirando a personas que demuestran una actitud segura o que son realmente bellas físicamente. ¿Y qué importa?
Si los hombres tuvieran el mismo derecho que ahora tenemos nosotras, fácilmente ya estaría bajo más de veinte demandas de acoso por ver a hombres atractivos.
Y el problema de eso consiste en que nos tomamos todo extremadamente en serio.
Con todo esto, no quiero decir que las mujeres deberíamos de seguir agachando la cabeza delante de un hombre o dejar que él desarrolle tareas que nosotras podemos hacer perfectamente.
Digo que hay que ser personas pacíficas y objetivas, sobre todo humanas. Que respetan y se dan a respetar, eso es coexistir con el mundo.
Y si, quizá muchas mujeres me ataquen diciendo que no merezco ser feminista. Disculpen de todo corazón, no sabía que un título ideológico se quita con una forma de pensar pacífica e igualitaria.

Saludos, Max.

6 comentarios:

  1. ES interesantísimo lo que cuentas. Yo no soy machista ni tampoco feminista, valoro a las personas por encima de etiquetas.
    Gracas por tu opinión.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Holaaa! Me parece muy interesante tocar el tema ya que está bastante fresco. Yo no me considero feminista, ni tampoco soy machista (o eso creo...), pero siento que el feminazismo está tan lejos de arreglar las cosas como lo es una guerra por ejemplo. Cae en trivialidades horrible, y cae básicamente en lo mismo que el machismo, no puedes arreglar lo que está mal empeorándolo, esa es mi opinión.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Hola

    Un tema interesante y bastante incómodo. Estoy totalmente en contra de las feminazis, de la misma manera que no me gustan los machistas, creo que cuando tomamos actitudes extremistas (sea por una razón u otra) estamos tan sólo sembrando más intolerancia, más radicalismo y más violencia.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Hola, no conocía tu blog, pero desde ahora ya tienes una nueva seguidora.

    Estoy muy de acuerdo con todo lo que dices. Los extremismos sean de lo que sean no me parecen buenos.

    Gracias por la entrada, muy interesante.

    Si te apetece conocer mi blog te espero en: Bibliotecaria Recomienda

    ResponderEliminar
  5. hola max! como fieles seguidoras te compartimos y pegamos en el muro de la morada! saludosbuhos.

    ResponderEliminar
  6. hola max! como fieles seguidoras te compartimos y pegamos en el muro de la morada! saludosbuhos.

    ResponderEliminar